HISTÓRIA

História de la Asociación.

Cuando el Presidente de la Aso Los Ríos, Ing. Wilver Macías me solicitó que interviniera en este programa, haciendo una reminiscencia del génesis de esta noble institución, no dudé un segundo en aceptarla.

Se iniciaba el año 1977, cuando mi señor padre, Segundo Liu-Bá Lorenty, entonces Presidente de la Comisión de Fútbol del Club San Camilo, me envió como su delegado a la asamblea de Liga Deportiva Cantonal en donde se estaba preparando una nueva edición del añorado campeonato oficial de fútbol.

Todos los equipos recibían una ayuda de dos mil sucres. Como llegamos un poco tarde, conjuntamente con el delegado de Fluminense, se nos negó la ayuda. Llamé por teléfono a mi padre, que se encontraba con toda la dirigencia del San Camilo, reunidos en la Botica La Salud, de Justo Mendoza y le informé del particular.

Muy enojado, me ordenó que me retirara. Quienes lo conocen, se imaginan cómo habrá reaccionado. (Mucho peor que cuando pierde el equipo de sus amores: Emelec, pasión que nació cuando laboraba con Don César Gamarra)

Esa decisión -por no decir orden- la informé a la Asamblea de clubes y procedí a retirarme. El delegado de Fluminense, también.

Para entonces, San Camilo había contratado al Profesor Víctor Lindor como Entrenador y también varios jugadores de Guayaquil y no queríamos perder la inversión

Una cosa es contarles y otra, muy distinta, haber presenciado las escenas que observé  esa noche. Más de cuarenta personas, nos reunimos en el billar del recordado «manco» Mosquera y se tomó la decisión de separarnos de la Liga Deportiva Cantonal de Quevedo, para formar una Liga Parroquial.

A fin de evitar la filtración de la estrategia a seguir, se propone una reunión muy reservada. A nadie se le dice el lugar. Secretamente al siguiente día, personalmente les digo que será en el domicilio de mi padre, ubicado en la vía a Valencia, Hacienda La Carmela. Se invitan a tres clubes más, Fluminense de Valencia, Pacharacos y Rampla Jr.

Por Fluminense asistieron el Dr. Eduardo Quintana Peña y Luis Quiroga. Por Pacharacos Antonio Fernández y Oswaldo Quintana. Por Rampla Jr., el Ab. Agustín Calvache y Miguel Saltos. Por San Camilo, Segundo Liubá (+), Gabriel Salazar Sión (+), Orlando Rivera, Nelson Mena Coba y Víctor Lindor.

Antes de la reunión se produjo un hecho anecdótico. Antonio Fernández, pese a que eran las nueve y media de la noche, no llegaba a la reunión convocada para las ocho. Muchas elucubraciones se hacían por su demora.

Con Nelson Mena, en su añorada CITAR, fuimos hasta su domicilio y lo encontramos ya acostado, se nos informó que tenía una supuración en la parte final de la espalda y una fiebre de 40°, pese a todos los argumentos que se le planteaba, él se negaba a asistir a la reunión.

Nelson Mena, me mira y le comprendo su intención, nos escurrimos al cuarto y lo levantamos hasta llevarlo al vehículo, recién ahí pide que le pasen una camisa y los zapatos.

Pasadas las diez de la noche, se inicia la reunión. Todos los delegados exponen criterios en contra de la actitud anómala de los directivos de la Liga Deportiva Cantonal.

Entre opiniones y opiniones, mientras degustábamos una deliciosa pierna de chancho preparada por mi señora madre, Elvia Peña Meza, surgen ideas para formar una Liga Barrial y luego una Liga Parroquial, pero se desiste de la idea porque de igual manera, dependeríamos administrativamente de la matriz del deporte cantonal.

De repente, Víctor Lindor, gran figura del Norte América y Emelec, sugiere que se forme una Liga Profesional, en donde la Liga no tendría inherencia alguna por su carácter de amateur. Nos dice que la Aso Guayas, nada tiene que ver con la Federación Deportiva del Guayas. Que la primera controla el fútbol profesional y la segunda, el fútbol amateur.

Gabriel Salazar Sión, hace referencia a la intención que alguna expresara Galo Viteri, ex – Presidente del América de Quito, sobre el mismo tema.

Con esos antecedentes, todos exclaman casi al unísono: ¡Entonces formemos la Asociación de Fútbol Profesional de Los Ríos!  ¡Eran las 23h15 del 21 de abril de 1977! Nacía la ASO DE LOS RIOS

A pedido de Orlando Rivera y Gabriel Salazar, actúo como Secretario. Al principio me negué. Bastó una sola mirada de mi padre e inmediatamente asumo la condición de redactor de ese documento, que es la partida de nacimiento de esta gran institución. Víctor Lindor me dice que lo anote también, porque esa reunión será histórica. Vaya que la fue.

Dicho documento, en su parte resolutiva expresa:

«Los clubes de fútbol: San Camilo, Pacharacos, Fluminense y Rampla Jr., cuyos delegados firman al pie del presente, certifican  en esta fecha, que por la actitud marginadora de la actual administración de la Liga Deportiva Cantonal de Quevedo, se funda la Asociación de Fútbol Profesional de Los Ríos, institución que tendrá como objetivo el fomento del fútbol profesional de nuestra provincia.- Resuelven, así mismo, consignar una cuota de quinientos sucres por cada club y designar al señor Segundo Liu-Bá Lorenty como Presidente.- Quevedo 21 de abril de 1977.- siguen varias firmas»

Tal como señalo en líneas anteriores, el efecto sorpresa era nuestro mejor aliado y no lo podíamos perder. Por decisión de los presentes, se resuelve que debo viajar a Guayaquil y contactar a la dirigencia de la Asociación Ecuatoriana de Fútbol.

Muy por la mañana, viajo al puerto principal y en mi condición de periodista deportivo, directamente voy en busca del colega Lic. Tobías Barrillas Contreras, un gran amigo y uno de los mejores narradores deportivos que ha tenido el país.

Lo ubico en la sede del Círculo de Periodistas Deportivos del Ecuador, localizado en las calles Hurtado y Mascote, para de inmediato informarle el motivo de mi viaje.

Una vez que le explico la razón de aquello y la necesidad de que preste toda la ayuda del caso, procede a llamar por teléfono al Presidente de la Asociación de Fútbol del Guayas, Jorge Arosemena Gallardo  y al Presidente de Aso. Ecuatoriana de Fútbol, Cesáreo Carrera del Río.

Luego de ello, me informa que debemos ir a hablar personalmente con los referidos directivos. Como la Aso de Fútbol del Guayas, funcionaba junto al Círculo de Periodistas Deportivos,  primero nos trasladamos allá. Mi sorpresa fue grande, cuando Jorge Arosemena nos esperaba casi en la puerta de ingreso.

Estaba tremendamente interesado en ayudarnos. Volví a informarle lo acontecido en Quevedo y le mostré el acta firmada por los delegados de los clubes. Me responde que está bien, que el número mínimo para formar una Asociación Provincial era de tres equipos. Luego recomienda que vayamos a conversar con Cesáreo Carrera del Río. A su secretaria le dice que suspenda todas las audiencias.

En el viejo local de Víctor Manuel Rendón, ya nos esperaba Cesáreo Carrera, quien además de Presidente de la Aso. Ecuatoriana de Fútbol, también era Presidente de la Comisión Técnica Nacional. Y nos esperaba con una carpeta llena de documentos, a los cuales debía someter nuestro trámite.

Tanto Cesáreo Carrera del Río como Jorge Arosemena Gallardo, me insistieron no demorar mucho en el trámite, pues se acercaba un Congreso de Fútbol en Machala y querían que en ese Congreso se acepte a Los Ríos.

«Si tú quieres podemos viajar a Quevedo y conversar con los dirigentes de los equipos. ¡ No se preocupen por los gastos queremos ayudarlos y si hay algo que gastar acá, nosotros nos encargamos» (!).

Poco tiempo después, Rampla Jr  desistía, por considerar que el fútbol profesional demandaría gastos que ellos no estaban en condiciones de asumir. Esta decisión se conoció en el domicilio de Antonio Fernández. Se resuelve buscar un reemplazo.

En la siguiente reunión, informo a los presidentes de los clubes,  que en conjunto con Gonzalo Baez Rosero, en su local comercial del Mercado Central, habíamos planteado a Higinio Béjar, dirigente del Deportivo Quevedo, la posibilidad que ellos ingresen a la ASO. Se acepta el informe y por ello, a través de Higinio Béjar, pedimos una reunión con la dirigencia del Quevedo para informarles de nuestra actividad.

Con Gabriel Salazar, previamente autorizados por los clubes fundadores, fuimos hasta el domicilio de Fausto Torres San Lucas, 7 de Octubre y la Novena, ahí les reseñamos todo cuanto habíamos hecho y el por qué de nuestra invitación para que ingresen al  proceso. Y el Quevedo pasa a ser el equipo reemplazante del Rampla Jr..

¡La promesa se cumplió! Cesareo Carrera del Río, Jorge Arosemena Gallardo y Tobías Barrillas, llegaron a Quevedo. Nos reunimos en la sede social del Club de Empleados del Banco del Pichincha. El otro día vi una foto que recoge ese instante. Está en un cartón lleno de papeles viejos y polvo. Ojalá algún día la pongan donde merece estar.

En esa reunión se explicó todo y se hizo pública la noticia. Ya no había secreto que esconder. Teníamos el respaldo del Presidente de la Aso. Ecuatoriana de Fútbol y del Presidente de la Aso. de Fútbol del Guayas. ¿Para qué más?

A los pocos días, en una emisora de esta ciudad, se escucho la tristemente célebre frase: PRIMERO VEO VOLAR UN BURRO, ANTES DE QUE HAYA FUTBOL PROFESIONAL EN QUEVEDO. Sus autores, un periodista y un dirigente de LDC, quien además nos calificó como enemigos del deporte de Quevedo.

Para tramitar el estatuto en la ciudad de Quito y  en consideración a que la inclusión del Deportivo Quevedo, obligaba a incorporar a sus dirigentes en el directorio, se procede a nombrar, por su experiencia, al señor Humberto Mora Ríos como Presidente provisional.

El 11 de diciembre de 1977 se aprueba el estatuto y el 5 de enero de 1978, se lo publica en el Registro Oficial. Aproximadamente 8 meses de ilusiones, precedieron a la gran alegría de obtener vida jurídica. El segundo gran paso estaba dado. El resto, se escribió en el Congreso de Machala.

No quiero entrar en este momento, en más detalles, pero si estoy obligado a decirles que de no haber sido por ellos: Tobías Barrillas, Cesáreo Carrera del Río y Jorge Arosemena, a lo mejor no estaríamos celebrando este aniversario.

Han pasado 24 años y me da vergüenza reconocerlo, que hasta ahora, no hayamos tenido la delicadeza de expresarles nuestro agradecimiento como ellos se lo merecían y se lo merece.

Mientras que aquellos que ya no están con nosotros, les brindamos como homenaje UN MINUTO DE SILENCIO. Los que aún siguen con nosotros, reciben como homenaje NUESTRA INDIFERENCIA. Ironías de la vida.

Así es. Se lo merecían Cesareo Carrera del Río y Tobías Barrillas Contreras. Ellos ya fallecieron. Nunca jamás la ASO LOS RIOS publicó una nota de condolencia. Aún está junto a nosotros Jorge Arosemena Gallardo. Ellos pertenecen a una generación de hombres que servían y sirven, sin esperar recompensa alguna.

Nosotros, pertenecemos a una generación donde predomina la ingratitud. Como alguien dijo alguna vez, la provincia más poblada del alma y paradójicamente, está en Ecuador.

A mi señor padre, pese a ser el Presidente fundador, JAMAS SE LE HA OTORGADO NI SIQUIERA UN PASE LIBRE. No lo necesita, como tampoco lo necesitan los demás fundadores. Pero si creo que en un acto de delicadeza, alguna vez alguien debió haberlo hecho.

Durante años he propuesto a varios dirigentes de la Aso Los Ríos, que se denomine con el nombre de esos grandes dirigentes y extraordinario relator deportivo, los torneos de la institución. Por ejemplo: Campeonato Juvenil «Tobías Barrillas Contreras»; Campeonato Sub-20 «Cesareo Carrera del Río»; Campeonato Provincial de 2da. Categoría «Jorge Arosemena Gallardo»; Trofeo «Humberto Mora Ríos» al mejor futbolista de cada año; etc., etc. Hasta ahora no hay respuesta.

La nueva generación preguntará y el porqué de esos nombres. Entonces, cada vez que lo pregunten, se les dirá lo que ellos hicieron.

Sin embargo, muchos que en lugar de hacer el bien e hicieron daño al fútbol, gozaron en su momento de prebendas negadas a sus legitimarios.  Cuántos se han paseado por los estadios del país, codeándose con la gran dirigencia. Pero aquí… han sido incapaces de exponer una sola idea positiva. Hay excepciones, pero lamentablemente son muy pocas.

Mi intervención, no tiene otra intención que la de expresar una verdad, que con el paso del tiempo estaba siendo distorsionada.

Aquellos que en su ocasión nos criticaron, gozaron después de nuestro trabajo.

Aquellos que nos consideraron quimeristas, debieron darse con la piedra de la realidad en la boca.

Quienes fundaron la Asociación de Fútbol, no reclaman nada. Sólo les queda el grato recuerdo y la íntima satisfacción de haber contribuido con el deporte.

Quiero expresarles que mi conciencia queda un tanto tranquila, cuando en esta noche, a los veinticuatro años…VEINTICUATRO AÑOS, recién se reconoce el gran aporte de Jorge Arosemena.

Bertolt Brecht, decía: «Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.”  Uno de ellos es Jorge Arosemena Gallardo

Mi querido amigo, bienvenido a esta ciudad, que siempre ha sido tuya

A Cesareo y a Tobías, les pido disculpa por no haberlo hecho en su momento. Para ellos mi homenaje. Para ti mi respeto y gratitud.

Para vosotros, dirigentes actuales: Tienen una dura labor, pero estoy seguro que saldrán avantes. No hay cosas imposibles…sólo hay hombres incapaces. Creo en la capacidad de ustedes.

Para quienes ya lo fueron, vengan a reforzar a este Directorio. Juntos podemos hacerlo mejor. Riosenses  somos todos…Los Ríos es uno solo.

A ti padre querido… gracias por haberme hecho vivir esta historia maravillosa. Gracias por haberme impregnado el mundo del deporte. Aún recuerdo cuando muy pequeño te llevaba los viejos zapatos de pupo, que aún guardo como un preciado trofeo. Gracias por hacerme querer al recordado TITAN… gracias por hacerme idolatrar al INDEPENDIENTE y mil gracias por hacerme llevar en lo más profundo de mi corazón, a mi querido SAN CAMILO. Has sido el mejor número 10 de mi vida

Finalmente les recuerdo que nosotros no hemos hecho nada…otros lo hicieron todo.

Lic. Alfredo Liu-Bá Peña

Secretario – Fundador de ASO LOS RIOS

Be the first to comment

Leave a Reply